lunes, 23 de enero de 2012

POEMARIO DE GONZALO DE BERCEO

POEMARIO DE GONZALO DE BERCEO



      


GONZALO DE BERCEO (¿1197? – ¿1264?)

 Gonzalo de Berceo nació, con toda probabilidad, hacia finales del siglo XII, en el pueblo denominado Berceo, aledaño a la abadía de San Millán de la Cogolla. En algunas escrituras de 1220 aparece la firma de él y, para 1237, ya era sacerdote.
 En fin, que poco se sabe de su vida. En cuanto a sus obras sabemos más. El tema de todas ellas versa sobre la Virgen, sobre la misa y la vida de algunos santos: e.g: Santo Domingo de Silos, San Millán, San Lorenzo, Santa Oria virgen, Santa Auria virgen, y a los que hay que añadir su famoso poema de Alejandro Magno, el de los Loores de Nuestra Señora, el de los Milagros de Nuestra Señora, el Duelo de la Virgen María, etc. etc. La mayoría de sus temas son exclusivamente religiosos.
 Berceo es un poeta ingenuo, con alguna erudición y, aunque sencillo, de gran inspiración. Se podría decir que su obra es un fresco de grandes proporciones, aunque con un toque rústico y un admirable candor, inconfundibles ambos.

Por la forma como desarrolla los sucesos que refiere en sus obras, Berceo podría ser considerado un juglar culto a lo divino, pero no es un juglar, pues utiliza la cuaderna vía, la métrica de los poetas cultos, y sus temas están lejos de ser juglarescos. Su intención exclusiva no es tampoco la de divertir, como acontecía con los juglares, sino que trata de promover la piedad en sus oyentes. No obstante, sus escritos se caracterizan por su sencillez y fresca campechanía, a veces con rústico humor, y con humildad; en definitiva: la ingenuidad, el candor y el verdadero sentimiento religioso son notas que nunca faltan en sus obras. Incluso no desdeña un premio bien simple por su labor.
Así comienza uno de sus poemas:
  
Qiero fer una prosa en romanz paladino, (Quiero hacer un poema en lengua clara)
en qal suele el pueblo fablar con so vezino, (en la que el pueblo suele hablar a su vecino)
ca no so tan letrado por fer otro latino: (pues no soy tan letrado para hacer otro en latín)
bien valdra, commo creo, un vaso de bon vino(bien valdrá, según creo, un vaso de buen vino)
 
  



                                                      

EXPLICACIÓN DEL POEMA:

    Relata la historia de un labrador que (aunque malo) adoraba a la Virgen María .Una vez muerto, por ser malo va a parar al infierno donde es torturado por diversos demonios...

Los ángeles se apiadan de él e invocan a la virgen diciendo uno de ellos: "Yo soy testigo, es verdad, no es mentira esto que yo os digo. El cuerpo que llevaba esta alma consigo fue de Santa María vasallo y amigo", a lo que los diablos lo dejan  y es rescatado por los ángeles.

En realidad trata de un milagro de la Virgen María al salvar a una persona invocando su nombre...













EL LABRADOR AVARO (versión en castellano antiguo)

270 Era en una tierra un homne labrador
que usaba la reja más que otra labor;
más amaba la tierra que non al Crïador,
era de muchas guisas homne revolvedor.

271 Facié una nemiga, fuciela por verdat,
cambiaba los mojones por ganar heredat,
facié a todas guisas tuerto e falsedat,                        
habié mal testimonio entre su vecindat.

272 Querié, peroque malo, bien a Sancta María,
udié sus miráculos, dábalis acogía;
saludábala siempre, diciéli cada día:
«Ave gratïa plena que parist a Mesía.»

273 Finó el rastrapaja de tierra bien cargado,
en soga de dïablos fue luego cativado,
rastrávanlo por tienllas, de coces bien sovado,
pechávanli a duplo el pan que dio mudado.

274 Doliéronse los ángeles d'esta alma mesquina,
por cuanto la levaban dïablos en rapina;
quisieron acorrelli, ganarla por vecina,
mas pora fer tal pasta mengualis farina.

275 Si lis dicién los ángeles de bien una razón,
ciento dicién los otros, malas que buenas non;
los malos a los bonos teniénlos en rencón,
la alma por pecados non isié de presón.

276 Levantóse un ángel, diso: «Yo só testigo,
verdat es, non mentira esto que yo vos digo:
el cuerpo, el que trasco esta alma consigo,
fue de Sancta María vasallo e amigo.

277 Siempre la ementaba a yantar e a cena,
diciéli tres palabras: 'Ave gratïa plena';
la boca por qui esié tan sancta cantilena
non merecié yacer en tan mal cadena.»

278 Luego que esti nomne de la Sancta Reina
udieron los diablos cogieron's ad ahina;
derramáronse todos como una neblina,
desampararon todos a la alma mesquina.

279 Vidiéronla los ángeles ser desemparada,
de piedes e de manos con sogas bien atada;
sedié como oveja que yace ensarzada,
fueron e adusiéronla pora la su majada.

280 Nomne tan adonado e de vertut atanta,
que a los enemigos seguda e espanta,
non nos debe doler nin lengua nin garganta
que non digamos todos; «Salve Regina Sancta».




EL LABRADOR AVARO (versión en castellano actual)
Ilustración de Gonzalo de Berceo
que se conserva en la Casa de los Chapiteles (Logroño).
Había en una tierra un hombre labrador
que usaba más la reja que no otra labor,
más amaba a la tierra que a su Creador,
y era de todas formas hombre revolvedor.
Quería, aunque era malo, mucho a Santa María,
oía sus sermones siempre los acogía.
La saludaba siempre diciendo cada día:
"Ave, llena de gracia que pariste al Mesías"
Murió el avaricioso de tierra bien cargado
y en soga de diablos fue pronto cautivado.
Lo arrastraban con cuerdas de coces bien sobado,
le cobraban al doble que el pan que había robado.
Doliéronse los ángeles de esta alma mezquina
porque se la llevaban los diablos en rapiña,
quisieron socorrerla tenerla por vecina,
mas, para hacer tal pasta, les faltaba la harina.
Entonces habló un ángel dijo: "Yo soy testigo,
es verdad, no mentira esto que yo os digo.
El cuerpo que llevaba esta alma consigo
fue de Santa María vasallo y amigo".

Luego que este nombre de la Santa Regina
escucharon los diablos huyeron por la esquina.
Se derramaron todos igual que una neblina,
dejando abandonada aquella alma mezquina.

La vieron los ángeles quedar desparramada,
las piernas y las manos con sogas bien atadas.
Parecía una oveja que yacía enzarzada;
fueron y la llevaron para la su majada.

Nombre tan milagroso y de virtudes tantas
que a los enemigos ahuyenta y espanta
no nos debe doler ni lengua ni garganta
que no digamos todos: "Salve Regina Santa.


AUDICON AVARO by charogorrocha

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada